DAMPING-OFF O MAL DEL VIVERO; IDENTIFICACIÓN, SÍNTOMAS Y PREVENCIÓN

Damping-off o mal del vivero es el resultado del ataque de varios hongos y se suele dar en a las plantas en su primer estadio de vida, de ahí su nombre mal del vivero.

Es fácil reconocer el Damping-off porque suele pudrir la parte del tallo que se encuentra más cerca del sustrato y la plántula o plantón se dobla y muere.

Este mal está provocado por varios hongos,aunque no necesariamente siempre los mismosLos mas comunes en este mal son Botrytis,  Pythium o Fusarium.

El Damping-off es letal para nuestras plantas y mas siendo atacadas tan jóvenes, por lo que poco se podrá hacer, lo mas probable es que las plántulas afectadas mueran, y lo unico que nos queda es retirarlas para que no infecte a las sanas.

Para el Damping-off se deben dar una combinación de varios factores:

  • El hongo puede estar presente en un sustrato y un medio sin esterilizar.
  • Exceso de agua en el cultivo, sustratos encharcados o excesivamente mojados.
  • Humedad excesiva en el ambiente, y falta o mala renovación del aire.

 

COMO DETECTARLO Y QUÉ HACER

El Damping-off o mal del vivero actua muy rapido, de un dia a otro tus plantas pueden estar infectadas y/o muertas por este mal.

Hay que prestar atencion, es dificil pero si se detecta rapido quizas se puedan salvar algunas plántulas.

Fases del damping-off:

  • Aparece una pequeña mancha de color blancuzco en el tallo a ras del sustrato.
  • El tallo parece que se marchite en esa zona, y la planta se debilita
  • La parte del tallo afectada se va secando y oscurece, la pudrición se extiende y la plántula se debilita por la falta de circulación de flujos.
  • El plantón se debilita y finalmente muere. Es muy común encontrar la plántula caída, totalmente en horizontal y doblada por la parte afectada.

PREVENIR EL DAMPING-OFF

Como ya os hemos comentado poco se puede hacer una vez este mal afecta a tus plántulas, pero si se puede prevenir.

Y esque la prevención es la mejor arma que tenemos frente a los ataques de bichos y hongos a nuestras plantas.

Consejos de prevención para el damping-off :

  • La higiene es fundamental, mantén tu espacio de cultivo limpio.
  • Controla las condiciones climáticas, durante la germinación, la temperatura debe estar entre  21 y 30 ºC, y la humedad entre el 70 y el 80%. También es importante garantizar una buena ventilación y circulación del aire.
  • Controla la humedad del sustrato, el exceso de humedad suele ser la principal causa de la aparición del mal del vivero, hay que revisar cada día el sustrato para comprobar que tiene el nivel de humedad correcto (ya sean esquejes o semillas).
  • Esteriliza tus herramientas y medios para germinar las semillas o enraizar tus esquejes (Jiffy, lana de roca, etc).
  • No entierres muy ondo las semillas ni las cubras con mucho con el sustrato, permite un poco aireciacion.
  • Con los los esquejes es necesario mantener el invernadero cerrado para  favorecer el enraizamiento, hay que abrir diariamente para renovar el aire y controlar el sustrato para que no tenga una humedad alta que favorezca la aparición del damping-off, en el caso de las semillas no es necesario mantener el invernadero cerrado, por lo que se reduce el riesgo de la aparición de este mal, al tener una aireación constante, aun así, no hay que bajar la guardia.
  • Cuando finalices un cultivo limpia bien la zona de cultivo así como las herramientas y utensilios que hayas utilizado para que no haya riesgo de infección en el próximo cultivo.

 

Deja un comentario