FÓSFORO (P); CARENCIAS Y EXCESOS

El fósforo empleado por las plantas de cannabis alcanza sus niveles más altos en las fases de germinación, plantón, clonación y floración.

Es necesario para la fotosíntesis y  para lo transferencia de energía dentro de la planta.

Se compone en gran parte de enzimas y proteínas, y tiene relación directa con el vigor, la producción de resina y semillas.

Las mayores concentraciones de fósforo están en las puntas de las raíces, en brotes y en el tejido vascular de la planta.

 

CARENCIA

La carencia de fósforo causa retrasos en el desarrollo  y hojas más pequeñas.

Las hojas se vuelven de color verde azulado y salen manchas.

Los tallos y los pecíolos de los nervios se vuelven de color morado rojizo, empezando por la parte de detrás  de la hoja, hay que tener en cuenta que el enrojecimiento de los tallos y los nervios no siempre es muy pronunciado.

Las puntas de las hojas más viejas se oscurecen y se curvan hacia abajo.

Las hojas mas afectadas desarrollan grandes zonas con necrosis, de color negro púrpura, luego, estas mismas hojas adquieren un color púrpura bronceado, se secan, se arrugan, se retuercen y por último mueren.

La floración se retrasa, los cogollos son mas pequeños y las plantas se vuelven vulnerables frente a los ataques de insectos y hongos.

Las carencias de fósforo empeoran con sustrato arcilloso, ácidos o que estén empapados.

El zinc es necesario para una utilización apropiada del fósforo.

Las carencias son bastante comunes y a menudo mal diagnosticadas.

Las carencias son mas frecuentes cuando el pH del sustrato esta por encima de 7.0 y el fósforo no puede ser absorbido adecuadamente, esto también pasa cuando el suelo es acido (por debajo de 5.8) y/o hay un exceso de hierro y zinc o si el sustrato queda bloqueado químicamente con fosfatos.

 

DESARROLLO DE LA CARENCIA

Plantas de crecimiento muy lento.

Hojas oscuras de color verde azulado, a menudo con manchas oscuras.

Plantas muy pequeñas.

Cuando las manchas llegan al peciolo de la hoja, esta adquiere un púrpura bronceado, se retuerce, muere y cae.

 PRINCIPIO DEFICIT P fosforo

TRATAR LA CARENCIA

En sistemas hidropónicos hay que bajar el pH hasta dejarlo entre 5.5 y 6.2.

En suelos arcillosos pH entre 6.0 -7.0 y 5.5 a 6.5 en sustratos de plantación.

De esta forma el fósforo estará disponible, si la tierra es demasiado acida y hay un exceso de hierro y zinc el fósforo queda bloqueado.

Si se cultiva en suelo hay que mezclar un fertilizante completo (NPK) que contenga fósforo con el resto de medio de cultivo antes de plantar, ejemplo: cualquier abono organico de floracion alto en fosforo

También se puede mezclar los nutrientes orgánicos, guano de murciélago, o estiércol para añadir fósforo a la tierra, utiliza siempre componentes orgánicos que estén finalmente molidos para que las plantas puedan disponer de ellos con la mayor rapidez.

 Los fertilizantes hechos para la floración contienen niveles elevados de fósforo.

EXCESO DE FÓSFORO

Pueden pasar varias semanas antes de aparecer los síntomas, sobretodo si el exceso de fósforo está amortiguado por un pH estable.

El cannabis necesita de mucho fósforo a lo largo de su ciclo vital, y muchas variedades toleran niveles elevados.

Una cantidad elevada de fósforo perjudica e interfiere en la absorción del calcio, cobre, hierro, magnesio y zinc.

Los síntomas de exceso de fósforo se manifiestan como carencias de zinc, hierro, magnesio, calcio y cobre, la de zinc es la más común.

 TRATAR EL EXCESO 

Trataremos un exceso de fósforo mediante el lavado del medio de cultivo.

Hay que emplear un volumen de agua que sea como mínimo, el triple del volumen que ocupa el medio de cultivo o planta afectada.

También podemos usar un limpiador de sustrato.

Deja un comentario