NITRÓGENO (N); CARENCIAS Y EXCESOS

El cannabis necesita niveles altos de nitrógeno durante el crecimiento vegetativo y niveles más bajos en el resto de su ciclo vital, pero ya sea mucho o poco, la planta necesita el nitrógeno desde que nace hasta que muere.

El agua de riego puede arrastrar fácilmente el nitrógeno, por eso hay que ir añadiendolo, sobre todo durante el crecimiento de la planta.

Hay que tener en cuenta que los niveles altos de nitrógeno en las plantas ya cosechadas provocan que la marihuana seca tenga una mala combustión.

El nitrógeno regula la capacidad de las plantas para fabricar proteínas que son esenciales para las plantas.

El nitrógeno permite a la planta ligar las proteínas, las hormonas, la clorofila, vitaminas y enzimas.

El nitrógeno es esencial para la producción de aminoácidos, enzimas, ácidos nucleicos, clorofila y alcaloides.

El nitrógeno es el principal responsable del crecimiento de las hojas y tallos, así como del tamaño y vigor en general.

Este nutriente se encuentra mas activo en los brotes jóvenes y en las hojas.

El amonio (NH4+) es la forma de nitrógeno más fácil de asimilar, mucho cuidado al usar grandes cantidades de esta forma de nitrógeno ya que puede quemar las plantas.

El nitrato (NO3) es una forma de nitrógeno mucho mas lenta de asimilar que el amonio.

 CARENCIA DE NITRÓGENO

Es la carencia más común.

Los síntomas son; desarrollo lento, las hojas inferiores no pueden crear clorofila y la zona entre los nervios se vuelve amarilla mientras que los nervios permanecen de color verde.

El amarillamiento se extiende por toda la hoja, que al final muere y cae.

Los tallos y detrás de las hojas se pueden volver de color morado rojizo, (cuidado, esto también nos podría indicar una carencia de fósforo).

El nitrógeno es muy móvil y se disipa en el medio ambiente con mucha rapidez, debe añadirse regularmente.

 DESARROLLO DE LA CARENCIA

Las hojas más viejas amarillean entre los nervios (clorosis), y las mas bajas de la planta se vuelven totalmente amarillas y mueren.

Mas y mas hojas amarillean,y van muriendo

Es posible que las plantas desarrollan una coloración rojiza púrpura en los tallos y nervios y en el envés de las hojas.

Cada vez más hojas jóvenes desarrollan la clorosis.

Se para el crecimiento, no hay tallos nuevos.

Todo el follaje amarillea y la caída de las hojas es cada vez es mas grave.

Si sigue así, la planta se queda pelada, y muere.

carencia nitrogeno

 

 

TRATAR LA CARENCIA

Hay que tratar la carencia de nitrógeno fertilizando con nitrógeno o con un fertilizante completo N-P-K (fertilizante de crecimiento con alto porcentaje en nitrógeno) 

Se debería poder apreciar los resultados después de cuatro o cinco días.

Entre las fuentes orgánicas de nitrógeno de acción rápida se encuentra el guano de aves marinas, la emulsión de pescado y la harina de sangre,

También podemos usar correctores 

Se puede añadir fertilizantes biológicos para estimular la absorción de nitrógeno.

 

EXCESO DE NITRÓGENO

Un exceso de nitrógeno da lugar a hojas excesivamente verdes, se vuelven blandas y vulnerables al estrés, incluyendo el que causan los ataques de insectos y hongos.

Los tallos se debilitan y pueden doblarse fácilmente.

El tejido vascular de transporte se deteriora y la ingesta de agua disminuye.

En casos mas graves las hojas adquieren un color marrón cobre, se secan y caen.

Las raíces se desarrollan despacio, se oscurecen y se pudren.

Las flores son más pequeñas y hay pocas.

El exceso  debido al amonio es el más común en suelos ácidos, mientras que el exceso por el nitrato permanece en suelos alcalinos.

 

DESARROLLO DEL EXCESO DE NITRÓGENO

Hojas muy verdes y exuberantes.

Tallos débiles que se doblan.

Desarrollo lento de las raíces.

Escasez de flores.

Las hojas se vuelven marrones, se secan y se caen.

exceso ntrogeno

 

TRATAR EL EXCESO DE NITRÓGENO

Hay que lavar el medio de cultivo (raíces y donde se desarrollan) de las plantas afectadas.

Los casos mas graves requieren que se use gran cantidad de agua sola para limpiar el medio de cultivo, arrastrando todos los elementos tóxicos.

Hay que utilizar el triple de agua en relación al volumen del medio de cultivo o macetas.

También podemos usar un limpiador

No se debe añadir más fertilizante que contenga nitrógeno en una semana. 

Deja un comentario